Embarazo y Sueño

Uno de los primeros síntomas del embarazo es el sueño, debido a los cambios hormonales y emocionales que atraviesa la mujer en esta etapa.

Espero te ayuden estos consejitos para dormir mamita, recuerda que esta información es con fines educativos, si tienes dudas acude a tu Obstetra o profesional de salud capacitado de confianza.

Cada mujer es diferente, pero podemos daros unos consejos para favorecer el sueño.

  • El primero es que descanses cuando puedas. Nos esperan unos meses tal vez complicados con el bebé en casa, de modo que disfrutemos del descanso ahora, toda “reserva” será bienvenida.
  • Si bien es importante beber suficiente agua durante el embarazo, intenta beber más durante el día en lugar de hacerlo por la noche, además conviene ir al baño justo antes de acostarse, de modo que la necesidad de orinar tarde un poco más en despertarnos.
  • Algunas obstetras y profesionales de la salud capacitados recomiendan de manera específica que las embarazadas deben dormir sobre el costado izquierdo. Debido a que algunos de los principales vasos sanguíneos se encuentran en la parte derecha del abdomen, acostarse sobre el costado izquierdo ayuda a evitar que el útero ejerza presión sobre ellos. Pregúntale a tu obstetra cuál es su recomendación del tema.
  • Hay que cenar al menos dos horas antes de ir a la cama, y hacer cenas ligeras y saludables, especialmente en el tercer trimestre de gestación, cuando aumentan los problemas de acidez e indigestión.
  • A medida que el embarazo avance, tal vez te resulte difícil encontrar una posición cómoda en la cama. Puedes probar colocando almohadas alrededor y debajo del estómago, la espalda o las piernas para sentirte más cómoda.
  • Haz ejercicio por las tardes, de modo que el cansancio favorezca un sueño más profundo.
  • Toma un baño relajante, lee o escucha música suave antes de dormir para favorecer el descanso en las etapas más difíciles del embarazo.
  • El estrés también puede afectar el sueño. Tal vez, estés preocupada por la salud del bebé, por el parto o por cómo será desempeñar este nuevo rol de madre. Todos estos sentimientos son normales, pero pueden producirte insomnio. Habla con tu obstetra si tienes problemas para dormir durante el embarazo.

Somos conscientes de que seguir muchos de estos consejos se complica si ya tenemos un hijo (y no hablemos ya si tenemos más de uno), pero en cualquier caso hay que intentarlo y buscar la ayuda y la comprensión de nuestra pareja y familiares de nuestro entorno cercano para que nos facilite, por ejemplo, el que podamos hacer ejercicio, o relajarnos en un momento dado.

Espero te ayuden estos consejitos para dormir mamita, recuerda que esta información es con fines educativos, si tienes dudas acude a tu Obstetra o profesional de salud capacitado de confianza.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

En esta oportunidad veremos que ocurre durante el embarazo en cada trimestre de gestación relacionado al sueño.

  • Durante el primer trimestre de gestación, el sueño esta relacionado con el aumento excesivo, de los niveles de testosterona (hormona), es así como en la gran mayoría de mamitas se ve aumentada su necesidad de dormir.
  • Durante el segundo trimestre de gestación, el sueño puede verse interrumpido con frecuencia por la necesidad de orinar, o por las primeras molestias circulatorias o digestivas.
  • En el tercer trimestre de embarazo la incomodidad se apodera de la mujer, hay muchas molestias y cuesta encontrar la posición adecuada para descansar, cuando más descansada debería estar la gestante, suele ser cuando menos podrá dormir.

Hay que recordar que la micción frecuente, el crecimiento de la barriga, los movimientos fetales o la ansiedad debida a que se aproxima el momento del parto, que frecuentemente provoca pesadillas, pueden originar problemas para dormir.

Consejos para mejorar el descanso durante el embarazo

Durante el embarazo el cansancio acumulado puede ser causa de algunos trastornos, desde dolor de cabeza a incluso podría provocar parto prematuro. Por eso es tan importante el descanso en esta etapa.

Durante los primeros meses de embarazo, intenta adquirir el hábito de dormir de costado. A medida que avance el embarazo, acostarte de costado, con las rodillas dobladas, será la posición más cómoda. Además, facilitará el funcionamiento del corazón, ya que el peso del bebé no ejercerá ninguna presión sobre la vena que transporta la sangre desde los pies y las piernas de regreso al corazón.

Cada mujer es diferente, pero podemos daros unos consejos para favorecer el sueño.

  • El primero es que descanses cuando puedas. Nos esperan unos meses tal vez complicados con el bebé en casa, de modo que disfrutemos del descanso ahora, toda “reserva” será bienvenida.
  • Si bien es importante beber suficiente agua durante el embarazo, intenta beber más durante el día en lugar de hacerlo por la noche, además conviene ir al baño justo antes de acostarse, de modo que la necesidad de orinar tarde un poco más en despertarnos.
  • Algunas obstetras y profesionales de la salud capacitados recomiendan de manera específica que las embarazadas deben dormir sobre el costado izquierdo. Debido a que algunos de los principales vasos sanguíneos se encuentran en la parte derecha del abdomen, acostarse sobre el costado izquierdo ayuda a evitar que el útero ejerza presión sobre ellos. Pregúntale a tu obstetra cuál es su recomendación del tema.
  • Hay que cenar al menos dos horas antes de ir a la cama, y hacer cenas ligeras y saludables, especialmente en el tercer trimestre de gestación, cuando aumentan los problemas de acidez e indigestión.
  • A medida que el embarazo avance, tal vez te resulte difícil encontrar una posición cómoda en la cama. Puedes probar colocando almohadas alrededor y debajo del estómago, la espalda o las piernas para sentirte más cómoda.
  • Haz ejercicio por las tardes, de modo que el cansancio favorezca un sueño más profundo.
  • Toma un baño relajante, lee o escucha música suave antes de dormir para favorecer el descanso en las etapas más difíciles del embarazo.
  • El estrés también puede afectar el sueño. Tal vez, estés preocupada por la salud del bebé, por el parto o por cómo será desempeñar este nuevo rol de madre. Todos estos sentimientos son normales, pero pueden producirte insomnio. Habla con tu obstetra si tienes problemas para dormir durante el embarazo.

Somos conscientes de que seguir muchos de estos consejos se complica si ya tenemos un hijo (y no hablemos ya si tenemos más de uno), pero en cualquier caso hay que intentarlo y buscar la ayuda y la comprensión de nuestra pareja y familiares de nuestro entorno cercano para que nos facilite, por ejemplo, el que podamos hacer ejercicio, o relajarnos en un momento dado.

Espero te ayuden estos consejitos para dormir mamita, recuerda que esta información es con fines educativos, si tienes dudas acude a tu Obstetra o profesional de salud capacitado de confianza.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main Menu

Bienvenidos
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿cómo podemos ayudarte?
Powered by